mateargentino.info
▷ TIPOS DE MATES y técnicas para curarlos antes de usar

Mates

Tipos de mate

Según el material con el que se hace el mate podemos dividirlos en mates naturales y mates sintéticos.


En el siguiente listado podrás encontrar los principales y más usados recipientes de mates.


Mates baratos: Descubre estas increíbles ofertas

¿Por qué hay que curar el mate?

Si tienes un mate nuevo o uno que nunca hayas utilizado todavía, debes curarlo primero antes de usar, para evitar el sabor amargo original del material con que fue construido. Sólo se pueden curar los mates de materiales porosos, como los de calabaza, madera o coco, porque sus paredes internas pueden absorber el sabor de la yerba e incorporar de manera permanente un tono dulzón, ahumado, o lo que más nos guste.

¿Cómo curar un mate?

Existen diferentes maneras de curar el mate, dependiendo del material con el que está construido.

En este video te mostramos las recomendaciones de Josefina Armendares para curar tu mate. Para dulces, amargos, de madera y calabaza


¿Cómo curar un mate de palo santo?

Primero debe lavarlo con agua tibia por dentro y por fuera y dejarlo secar. Luego, untar con manteca, margarina o aceite comestible, también por adentro y por afuera para que la madera vaya absorviendo. Si la madera se seca se debe volver a untar para mantenerlo humectado entre 3 a 5 días. Finalizado ese proceso, debe lavarlo con agua caliente, dejarlo escurrir y agregar yerba nueva. Luego, colocar un poco de agua hirviendo para que la yerba largue su sabor y dejar húmedo para que no se seque muy rápido. Al día siguiente debe vacíar el mate sin lavarlo y repetir la operación. Esto último se debe realizar por otros 3 días. Esta parte del proceso permite que el mate tome buen sabor.

Nota importante: Cuando termina de cebar en un mate de palo santo, no debe tirar la yerba, ni lavarlo, ni tampoco ponerlo a secar, debe dejarle la yerba usada para que se mantenga húmedo, y así, no causarle a la madera el estrés de la deshidratación e hidratación constante, de lo contrario siempre se va a rajar.

¿Cómo curar un mate de madera de algarrobo?

La forma mas popular es untar el mate de madera con una capa de aceite o manteca, para sellar sus poros y alargar su vida. Otra técnica para curarlo es lavarlo y llenarlo con yerba húmeda (usada de la última cebada de un mate viejo) e ir mojándolo constantemente con agua tibia, sin permitir que se seque en ningún momento. Este proceso se lleva a cabo durante 24 horas, o incluso se puede cambiar la yerba y repetir la operación durante varios días.

👉 Ver también: Mate de madera

¿Cómo curar un mate de calabaza?

Se trata de uno de los recipientes más comunes. Para curarlo, hay que llenar la calabaza con yerba húmeda usada y volcarle agua hervida. Se deja reposar por doce horas y luego hay que cambiar la yerba, despegando el hollejo de la calabaza con una cucharita. Este proceso debe repetirse tres o cuatro veces.

👉 Ver también: Mate de calabaza

¿Cómo curar un porongo para mate dulce?

Se trata de un recipiente de calabaza denominado "pera" o "poro", por su forma parecida al fruto de la pera. Para curarlo hay que colocar tres cucharaditas de azúcar impalpable dentro del recipiente y agregar un brasa encendida. Después se coloca yerba usada cubierta de agua hervida. El proceso de yerba usada y agua hervida se repite cinco veces más. Finalmente, se termina de curar el mate cebándolo.

¿Cómo curar un mate de guampa?

A este tipo de mate es conveniente dejarlo durante 24 horas en remojo con agua y detergente, para eliminar la grasitud, ya que produce un sabor desagradable. Por último, cabe destacar que si se utiliza para tomar mate amargo, debe usarse únicamente para este tipo de mate. Si al recipiente se le coloca azúcar en alguna ocasión, cambiará el sabor del mate para siempre.

👉 Ver también: Mate de guampa

¿Cómo curar un mate de caña?

Estos no se curan al igual que el de vidrio y el de acero, pero sólo hay que tener una precaución: durante la primera semana poner en el fondo y antes de la yerba, una cucharada de agua fría para humectar el material y evitar que el calor lo quiebre.

Más accesorios para mates